David Sánchez Juliao
DAVID SANCHEZ JULIAO
  Regresar al Inicio

 Conferencias

 
 

 

 Novedades

 Obra escrita
 Obra sonora
 Biografía
 Imágenes
 Sobre música popular
 Cine y TV
 Crítica literaria
 DSJ de viaje
 Entrevistas
 Contacto

 Lo Último

 
 
 
 
 
 
   

 

OBRA SONORA

 

Sobre la obra sonora de DSJ

 


Historia de los audio-libros según WIKIPEDIA:

El primer audiolibro de la historia fue grabado por el escritor colombiano David Sánchez Juliao quien, en 1975, grabó una serie de cuentos que aparecieron bajo el título de “¿Por qué me llevas al hospital en canoa, papá?”. Entre 1975 y 1981 Sánchez Juliao grabó y publicó El Flecha, El Pachanga, Abraham Al Humor, Foforito, Pedrito el soñador y otras creaciones del mismo género que se desarrollan en Montería, Lorica y otras poblaciones del Caribe colombiano. Se le debe a David Sánchez Juliao y a sus premios, tales como Disco de Oro y Disco de Platino, el hecho de haber sido el primer escritor en producir audiolibros.

Nota: El contenido de este articulo fue extraido de WikiPedia y puede ser redistribuido bajo los términos de la Licencia de documentación libre de GNU (En Inglés). El articulo original es disponible en http://es.wikipedia.org/wiki/audiolibro

    

 

 

A propósito de los audiolibros del escritor Sánchez Juliao,  el  ex presidente colombiano Belisario Betancur afirma:

“La obra sonora de David Sánchez Juliao es bibliografía oral”


 

 

LOS PERSONAJES DE LA OBRA SONORA DE DAVID SANCHEZ JULIAO:

        

        

 

            “El escritor David Sánchez Juliao ha creado, entre muchos otros, ciertos personajes que son reflejo de la cultura popular de la Costa Caribe colombiana. “El Flecha”, “El Pachanga”, “Abraham Al Humor” y “Foforito”, por ejemplo, se caracterizan por ser seres atrapados en el círculo vicioso de la pobreza y la desesperanza, pero también por sospechar que –en medio de sus desgracias— no tienen otro remedio que burlarse de su propia suerte. El discurso de vida de tales personajes en tal situación los convierte en personajes hilarantes y divertidos, y cargados de un cáustico humor que es también el resultado de la sospecha de que el castellano castizo resulta incapaz de expresar los avatares de su alma mestiza y los males de un mundo cruel e infame. Estos personajes son los inventores de un lenguaje propio que toca las fronteras del lunfardo argentino, como también el de muchas otras zonas marginales de América Latina. Es eso lo que, en medio de su extremado localismo, intenta hacerlos –al menos— universalmente latinoamericanos. Como uno de ellos expresa, “El hambre en la China es la misma hambre de este pueblo mío; y malparidos los hay en todos los idiomas, solo que se escriben de distinta manera”.

 

Pedro Cuadro Herrera

Crítico, narrador y poeta


 

Historias Esenciales: EL FLECHA, EL PACHANGA, ABRAHAM AL HUMOR, FOFORITO, ¿POR QUÉ ME LLEVAS AL HOSPITAL EN CANOA, PAPÁ?, etc…

 

 

 

Discos M.T.M. les desea a todos una feliz audición de estas obras en donde DAVID SANCHEZ JULIAO corrobora una vez más su calidad de excelente narrador, de exquisito conversador, de inigualable contador de historias y de, al decir de Adriana Herrera Téllez en The Miami Herald,  “brujo de la oralidad”

 

“Salta a la vista la naturaleza testimonial de estos relatos. Lo más llamativo podría ser su contenido social y de denuncia”

Jacques Gilard

(crítico francés)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“La obra sonora de David Sánchez Juliao es bibliografía oral”

Belisario Betancur

(ex presidente de Colombia)

 

 

 

 

 

“David Sánchez Juliao es el brujo de la oralidad latinoamericana”

Adriana Herrera

(The Miami Herald)

 

 

 

Historias Esenciales
David Sánchez Juliao
Primera Edición: 2005

Discos MTM, Bogotá, Colombia

12 ediciones hasta 2009

 

 

Referencia:                 018326

Título:             DAVID SÁNCHEZ JULIAO:

                        HISTORIAS ESENCIALES

 

Contenido:                 CD Uno

 

                                   El Flecha

                                   El Pachanga

                                   El Flecha II (Avance)

 

                                   CD Dos

 

Abraham Al Humor

¿Por qué me llevas al hospital

en canoa, papá?

Crónica de Ernesto McCausland:

“El Pachanga, arquetipo de la identidad caribe”

 

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   

Estas Historias Esenciales del escritor colombiano David Sánchez Juliao, fueron grabadas por primera vez entre 1975 y 1981. A partir del momento mismo de su grabación, circularon profusamente en varios formatos –LPs, casetes, CDs— y se pasearon en diversas formas de transmisión –teatro, cine, televisión— por el mundo entero. La acogida del público y de la crítica especializada se manifestó en forma unánime sobre el ingenio, la inventiva, el talento y el cáustico humor contenido en ellas.

El Flecha, El Pachanga y Abraham Al Humor –aparte de Foforito, Pedrito el soñador y otras creaciones del mismo género, contenidos en los dos volúmenes de Contador de Historias, prensados también por MTM— han sido objeto de las más grandes distinciones: Disco de Oro, Disco de Platino, Premio Nacional de Cuento, Premio Internacional de Relato Oral, Premio Nacional de Teatro, en Colombia y otros países.

Apoyándose en las nuevas y más modernas técnicas de grabación, ecualización digital y edición cibernética, realizadas en los estudios de Eduardo De Narváez en Bogotá, Colombia, las tres Historias Esenciales vuelven a ser grabadas en la propia voz del autor, treinta años después, en plena madurez de su carrera creativa. Esta vez, aparecen acompañadas de dos ‘regalos’ que Discos MTM abona a la producción: Un avance de lo que pronto será El Flecha II, y una crónica realizada por el escritor y periodista Ernesto McCausland en torno a una joya que apareció en los archivos del escritor Sánchez Juliao: un casete grabado en Lorica, Córdoba, en la década de los setenta del siglo pasado, con la voz del propio Jesús Horta Urango, El Pachanga, en quien el escritor se basó para construir el hoy internacionalmente famoso personaje del mismo nombre.

El Flecha II, ya circulando en libro como ‘novela corta’, publicado por la Editorial Seix Barral –de España-Colombia—, aparecerá pronto grabado en la voz del  escritor. Este retorno del personaje ha sido llamado por la prensa “La Odisea Caribe”, puesto que, en un reencuentro con su creador, el personaje cuenta sus aventuras en el trasiego que ha hecho por la Costa Caribe colombiana, durante los 30 años que hace que autor y personaje no se ven. El relato cubre desde Riohacha hasta el Urabá, pasando por Valledupar, Santa Marta, Barranquilla, Cartagena, Sincelejo y Montería. Seguramente, El Flecha II sorprenderá al oyente, así como su versión escrita ha sorprendido a lectores y críticos.

----- ----- -----

David Sánchez Juliao es escritor colombiano, con formación en literatura, comunicaciones y sociología. Ha publicado novelas, cuentos, relatos infantiles, fábulas y testimonios con prestigiosas editoriales de Colombia y otros países. Ha sido muchas veces premio nacional e internacional de cuento, premio de libro de cuentos y Premio de Novela Plaza y Janés con Pero sigo siendo el rey, de la cual, como de otras de sus obras, se ha hecho una versión para televisión ampliamente difundida en muchas lenguas. Los trabajados de Sánchez Juliao han sido traducidos a más de doce idiomas, y sus producciones Contador de Historias Uno y Contador de Historias Dos, prensados por Discos MTM en la voz del propio autor, circulan ahora en Colombia y el exterior con igual fuerza que sus libros.

 

Grabación en Estudios LA ESTUFA, Bogotá.

Eduardo De Narváez                                    


 

Contador de Historias I

 

 

 

 

Discos M.T.M. les desea a todos una feliz audición de estas obras en donde DAVID SANCHEZ JULIAO corrobora una vez más su calidad de excelente narrador, de exquisito conversador, de inigualable contador de historias y de, al decir de Adriana Herrera Téllez en The Miami Herald,  “brujo de la oralidad”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Salta a la vista la naturaleza testimonial de estos relatos. Lo más llamativo podría ser su contenido social y de denuncia”

 

Jacques Gilard

(crítico francés)

 

 

 

 

 

“La obra sonora de David es bibliografía oral”

Belisario Betancur

(ex presidente de Colombia)

 

 

 

“David Sánchez Juliao es el brujo de la oralidad latinoamericana”

Adriana Herrera

(The Miami Herald)

 

 

 

Contador de Historias Uno
David Sánchez Juliao
Primera Edición: 2003

Discos MTM, Bogotá, Colombia

9 ediciones hasta 2009

 

El escritor colombiano DAVID SANCHEZ JULIAO, a quien el EL NUEVO HERALD de Miami ha llamado “el brujo de la oralidad latinoamericana”, nos entrega en esta producción de doble-CD una variada serie de joyas que sin duda constituirán una fiesta de la palabra.

Lo que M.T.M. incluye en estos 140 minutos de voz pertenece a diferentes tiempos en la brillante carrera de este estupendo narrador caribe, como también a diferentes géneros de la narración.

Foforito, obra con la que se abre el CD No. 1, encaja en lo que hacia los setentas el escritor Ramón Illán Bacca bautizó como “literatura-casete”, género inventado por SANCHEZ JULIAO muchos años antes de que en los Estados Unidos y Europa apareciera el “libro-casete” y el “CD-libro”. Todos recordamos los inolvidables personajes de El Pachanga, El Flecha, Abraham Al Humor y Pedrito el soñador, aquellas tragicomedias que nos hicieron reír y llorar nuestra dulce-amarga realidad colombiana. A esa corriente pertenece Foforito, obra que, seguramente, hará aflorar en nosotros esa mezcla de  sentimientos de hilaridad y de tristeza en la voz de un vendedor de refrescos de frutas a la entrada de Lorica, pueblo natal de escritor.

Ah, el verano es una hermosa y detallada narración sobre los estragos de la estación de secas en el área del Sinú colombiano; una pieza de impecable estilo narrativo en la que, al decir del escritor irlandés Joe Broderick, SANCHEZ JULIAO “retorna a las fuentes que inició con sus primeras obras ¿Por qué me llevas al hospital en canoa, papá? e Historias de Raca Mancada, y que retoma ahora con la riqueza y facilidad de quien se mueve en un mundo que ha venido observando desde siempre con cariño y precisión”

“La contabilidad de mi tía Pablita” (o El Método I.P.M.) es una crónica de humor, basada en una ‘tomadera de pelo’ que el escritor un día oyó contar a un estupendo narrador oral de su tierra llamado Jaime Taboada Martínez, quien, con estilo heredado de su padre, el otro narrador oral José María Taboada –“Pito Taboada”— dio a escritor la clave para celebrarse en las ocurrencias verbales del vivaz y creativo Sinú que lo vio nacer. SANCHEZ JULIAO terminó haciendo recaer la acción de la historia en dos de sus tantas inexistentes tías, “Las Martelitos”.

“David Sánchez Juliao conversa con sus amigos de Montería”, reproduce en el estudio de Cesar Solano Cortés en esa ciudad, y bajo la dirección de la escritora Soad Louis Lakah, las tertulias de puerta de calle que se llevan a cabo en la Costa Norte Colombiana entre las cinco y las seis de la tarde. Tertulias que, según afirma el escritor, “representan hecho cultural diario de grandes proporciones y una especie de comunión con el pasado y el presente a través del diálogo con familiares , amigos y vecinos; al tiempo que una tabla de salvación en tiempos de crisis y valores y de tan acentuada incomunicación humana”. El escritor dialogó en esta producción con sus buenos amigos Yadira Cabrales, José Luis Calume y Anuar Louis. Y con Jairo Támara, quien de manera muy sinuana y caribe bautizó a la sazón este tipo de obras grabadas apoyándose en el campesino término del “charlao”, y así la hemos llamado: un “charlao” con David Sánchez Juliao.

Son cosas de Jacinto Doria es un cuento que pertenece, como ¿Por qué me llevas al hospital en canoa, papá? y ¡Ah, el verano!, al primer volumen de cuentos del escritor, hoy traducidos a doce idiomas y casi todos ellos premiados en certámenes literarios nacionales e internacionales y con diferentes versiones para obras de teatro. Esta historia en particular goza de una dulce riqueza de lenguaje y de un suspenso que mantiene la atención del lector, como seguramente mantendrá la del oyente.

Bocachico Puche, Cucarachita Martínez, La Rebelión de las iguanas y El Kan-gu-ró son fábulas que pertenecen a la colección El Arca de Noé. Son pequeñas joyas narrativas escritas por SANCHEZ JULIAO, basadas en el recuerdo de los cuentos de animales que de niño, su madre Nhora Juliao de Sánchez y su nana, La Señora Marcelina, le contaban a la hora de dormirse en las hamacas de su casa solariega de Lorica, en el Sinú colombiano. Una de ellas está dedicada al investigador  Benjamín Puche Villadiego y en todas es evidente la influencia de su maestro Orlando Fals Borda. Sobre el fabulario de SANCHEZ JULIAO, el director de EL HERALDO, Juan B. Fernández Renowitzky ha dicho: “En estas fábulas, como en muchos cabildos y asambleas, los burros hablan, las zorras se roban la plata, y las chicharras hacen contratos para no trabajar  y se brincan a las iguanas, o al revés”.

 


 

Contador de Historias II

 

 

Discos M.T.M. les desea a todos una feliz audición de estas obras en donde DAVID SANCHEZ JULIAO corrobora una vez más su calidad de excelente narrador, de exquisito conversador, de inigualable contador de historias y de, al decir de Adriana Herrera Téllez en The Miami Herald,  “brujo de la oralidad”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Salta a la vista la naturaleza testimonial de estos relatos. Lo más llamativo podría ser su contenido social y de denuncia”

 

Jacques Gilard

(crítico francés)

 

 

 

 

 

“La obra sonora de David es bibliografía oral”

 

Belisario Betancur

(ex presidente de Colombia)

 

 

 

 

Prensado por

DISCOS MTM,

Bogotá, Colombia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“David Sánchez Juliao es el brujo de la oralidad latinoamericana”

Adriana Herrera

(The Miami Herald)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“La obra sonora de David es bibliografía oral”

Belisario Betancur

(ex presidente de Colombia)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“David Sánchez Juliao es el brujo de la oralidad latinoamericana”

Adriana Herrera

(The Miami Herald)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Contador de Historias Dos
David Sánchez Juliao
Primera Edición: 2004

Discos MTM, Bogotá.

8 ediciones hasta 2009

 

Pocos meses después de haber lanzado David Sánchez Juliao, Contador de Historias, y agotadas sus sucesivas ediciones ante una acogida sin precedentes en todos los países de habla hispana, M.T.M. presenta ahora este nuevo CD-doble: David Sánchez Juliao, Contador de Historias Dos. En él, el escritor colombiano, conocido como “el brujo de la oralidad” –de acuerdo a lo que Adriana Herrera afirmara en EL NUEVO HERALD de Miami--, nos presenta otra serie de joyas literarias, las que constituirán, sin duda, una nueva fiesta de la palabra. Con una duración total de 158 minutos –casi tres horas de grabación— , Contador de Historias Dos  incluye cuentos, narraciones, crónicas, relatos, ponencias y fábulas pertenecientes a diversas instancias de la vida y la brillante carrera de ese hechicero de la escritura y de la palabra que es David Sánchez Juliao.

 

CD UNO

 

1. Pedrito, el soñador. Esta obra, que abre el CD No. 1, es la historia de un espontáneo narrador popular que, como él mismo afirma, es feliz contando historias que prodiguen felicidad a los demás. Pedrito sueña, y al soñar nos enseña que la palabra, que tiene alas, posee la virtud de poner a viajar a la gente al lomo de la imaginación, pero también posee el poder de crear conciencia sobre las causas de los males que nos afligen. Pedrito es hilarante y ácido, tierno e irónico, compasivo y perverso; pero es, ante todo, reflejo de la inteligencia, el talento y la virulencia con que el popular del Caribe desmitifica la realidad, mediante el uso de la única arma a su alcance: el verbo.

 

2. El pago rojo es uno de los muchos cuentos internacionalmente galardonados de Sánchez Juliao. Obtuvo el Premio Dulcinea 2000, otorgado por la Asociación Cervantina de Barcelona, España. Narra la historia de una pescadora de la población de Tolú –Departamento de Sucre, en el Caribe colombiano— quien, habiendo hallado un diamante en el vientre de un pescado, toma la más sabia de las decisiones: no permitir que una accidental racha de riqueza acabe con la felicidad que sospecha existe en la placidez de lo cotidiano.      

 

3. El Ratón Pérez. En esta fábula, Sánchez Juliao acude a un recurso muy usual en él, que cosiste en apoyarse en los personajes del imaginario popular de su tierra natal... para armar la ironía. El travieso animalillo, que es El Ratón Pérez, pasa de la hermosa costumbre de dejar moneditas de plata bajo almohada a los niños que se dejan sacar los dientes de leche, a enredarse en las trampas que la llamada ‘sociedad moderna’ pone por igual a hombres, mujeres y animales.

 

4.  El principio de Pito es una ocurrente adaptación del conocido Principio de Peter a las circunstancias de una ciudad media del Caribe colombiano. Y es una mordaz alusión a las conocidas artimañas de los políticos locales, de quienes el escritor se burla ‘de una manera irreverente sin ofender’, como afirmara Guillermo Alberto González Mosquera en el homenaje que la Universidad Autónoma del Cauca rindiera al escritor en Popayán, Colombia.

 

5.  Zapato Zapata, al igual que las siguientes  mico-historias, pertenece a Almacosario, obra en la que Sánchez Juliao construye fábulas, no sobre la vida y el verbo de los animales si no, como el mismo escritor afirma, ‘sobre el alma de las cosas’; de allí el nombre de Almacosario. De nuevo, la mordacidad, el punzante sentido del humor, la sagaz imaginación, la irreverencia y el sentido de pertenencia, se hacen presentes en estos cortos, amenos y cáusticos relatos.

 

6. Entre lápices: Almacosario.

 

7. Paro cardiaco: Almacosario.

 

8. Ya era tiempo: Almacosario.

 

9.  Causa última: Almacosario.

 

10. Don Molino de La Mancha: Almacosario.

 

11. ¡Aló, aló...! Almacosario.
C. D. DOS

 

1.  Juancho, el pajarero. “Toda verdadera pasión no más piensa más que en sí misma”, reza la máxima de Stendhal, que el escritor Sánchez Juliao utiliza como epígrafe para esta narración. La máxima define, sin duda, el espiritu de la historia de Juancho, un cazador de pájaros cuya entrega a la práctica de su vocación resulta paradigmática, toda vez que lo narrado no es más que una metáfora de la vida de los escritores. Podría, quizá, haber algunos rasgos de la propia vida del autor reflejados en los aconteceres de la historia. De ahí su cualidad metafórica. Juancho, el pajarero fue, si no el primero, uno de los primeros cuentos escritos por Sánchez Juliao hacia 1973, al regreso de su primer viaje  de tres años a México.

 

2.  El amor en la cultura popular: un cielo que conduce al infierno. Esta es una ponencia escrita por Sánchez Juliao para ser leída en el reciente Congreso Internacional de Escritores celebrado en Bogotá. Discos M.T.M. tomó el cuidado de trasladar sus equipos de grabación hasta el auditorio de la Fundación Alzate Avendaño, para capturar los instantes de la lectura de la ponencia de Sánchez Juliao ante escritores de todo el mundo y frente el más diverso público intelectual. En ella, el escritor explora los nexos existentes entre ciertos rasgos de la cultura popular latinoamericanos y algunos resazgos de esta sociedad, tales como el machismo, el fatalismo y el fetichismo. Pero también exalta los valores implícitos en la capacidad narrativa de esos sectores populares y su sentido de afirmación y pertenencia cultural... en medio de la tragedia de vivir en tan adversas condiciones.

Para más información sobre le tema, se puede consultar los escritos sobre Sánchez Juliao hechos por el profesor Teobaldo Noriega, Ph.D., de Trent University en Canadá:  www.trentu.ca/spanish/faculty.htm#Teo

 

3.  El zapatero de Choachí.  Con esta divertida narración –crónica de humor, tal vez--, el escritor rinde homenaje a la actriz Margalida Castro, quien una vez contó en Bogotá lo acontecido durante la visita a la población de Choachí, Cundinamarca, del connotado virtuoso del violín, Yuhudi Menuhin. Sánchez Juliao, quien, mientras fue Embajador de Colombia en la India, tuvo oportunidad de conocer a Menuhin, contó a éste y a otro virtuoso – de la cítara—Ravi Shankar, la anécdota supuestamente acaecida en Choachí. Se comprobó que Menuhin esutvo alguna vez en Colombia, pero se comprobó que la historia narrada en Choachí a Margalida Castro, pertenecía a la imaginación popular. Por tanto, la anécdota es sólo el resultado de esa capacidad de inventiva del pueblo, la que Sánchez Juliao nos entrega magistralmente recreada en esta narración.

 

4.  El que ensucia, paga. En contraposición a la enterior narración (o crónica de humor), esta es una historia que el propio maestro Enrique Grau contó a David Sánchez Juliao en una reunión de amigos a orillas del mar en Cartagena. Y lo hizo frente a testigos, que el escritor menciona en la narración. Ella es una mestra, como ninguna otra, del espíritu desmiticador del ser caribe, de ese mecanismo del verbo que, con una simple frase, baja de su pedestal a los más escumbrados maestros, no sin reconocer la trascendencia y la importancia de los mismos. Como afirma Sánchez Juliao, “el Caribe es una tierra en donde al propio Papa de Roma se le saluda de esta manera, cuando baja del avión, Ajá, ¿y cómo está tú, Tu Santidá”. Algo similar acontece al respetadísimo y muy admirado maestro de maestros, Enrique Grau, con el dueño de un modesto bar en Cartagena de Indias.  

 

5. Las locuras de Caldera es también uno de los primeros relatos escritos por David Sánchez Juliao, hacia 1973, sobre sus experiencias de joven navegante en el delta del río Sinú. Alberto Caldera existe, como muchas personas podrían afirmar que existe el diablo, quien reta a Caldera a una partida de billar en el Bar 777 de Lorica, tierra natal de escritor. En esta obra, Sánchez Juliao retoma para su escritura, muchos aspectos de la tradición oral del área del Sinú colombiano: el mito del diablo y su relación de tú a tú con los humanos, la existencia de los animes –especie de gnomos locales--, el hechizo y la brujería, el terror de las doce campanadas a la media noche, etcétera. El profesor John Benson, Ph.D. –director del Programa de Español en Western Michigan University de E.U.— ha referenciado ampliamente este cuento en su escrito Billar, beisbol y boxeo en la obra de Sánchez Juliao. Este y otros artículos del profesor Benson sobre la obra de Sánchez Juliao, pueden consultarse en www.wmich.edu/spanish

 

6. Noticia, al igual que las siguientes mico-historias, pertenece a Almacosario, obra en la que Sánchez Juliao construye fábulas, no sobre la vida y el verbo de los animales si no, como el mismo escritor afirma, ‘sobre el alma de las cosas’; de allí el nombre de Almacosario. De nuevo, la mordacidad, el punzante sentido del humor, la sagaz imaginación, la irreverencia y el sentido de pertenencia, se hacen presentes en estos cortos, amenos y cáusticos relatos.

 

7. Telecontagio:  Almacosario.

8. Lógico:  Almacosario.

9. Asilo:  Almacosario.

10. Numismundo: Almacosario.

11. La manzana:  Almacosario.

 

 

 

 


 

 


 

David Sánchez Juliao conversa con sus amigos de Montería

 

 

 

 

 

 

“La obra sonora de David es bibliografía oral”

 

Belisario Betancur

(ex presidente de Colombia)

 

David Sánchez Juliao conversa con sus amigos de Montería.
David Sánchez Juliao
Primera Edición: 2002

Secretaría de Cultura de Córdoba, Colombia

Segunda Edición: parte de CONTADOR DE HISTORIAS UNO

Discos MTM, Bogotá, Colombia

9 ediciones hasta 2009

 

 

Reunido en una sala de grabación con varios de sus buenos amigos de la ciudad de Montería, en su natal Departamento de Córdoba, Colombia, el escritor latinoamericano David Sánchez Juliao reproduce en esta realización fonográfica las tertulias de puerta de calle que continúan llevándose a cabo en esa tierra entre las cinco y la seis de la tarde. El escritor sostiene que "estas tertulias son un hecho cultural diario de grandes proporciones y una especie de comunión con el pasado y el presente a través del diálogo con familiares, amigos y vecinos; al tiempo que una tabla de salvación en tiempos de crisis de valores y de tan acentuada incomunicación humana".

PARTICIPANTES:
David Sánchez Juliao
José Luis Calume
Jairo Támara
Anuar Louis
Yadira Cabrales

 

Alejo Durán canta y cuenta su vida

a David Sánchez Juliao

 

 

 

 

 

“He aquí el resultado de la larga conversación, editada en las dos horas de este tesoro discográfico”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“David Sánchez Juliao es el brujo de la oralidad latinoamericana”

Adriana Herrera

(The Miami Herald)

 

 

 

 

 

Alejo Durán canta y cuenta su vida

a David Sánchez Juliao

Primera Edición: 1989

Sonolux, Medellín, Colombia

6 ediciones posteriores

 

Hacia 1986, poco antes de  que Alejandro Durán muriera, el escritor Sánchez Juliao lo convenció de que se encerraran a conversar durante varias horas en los estudios de SONOLUX en Medellín. El maestro Durán aceptó. Pero antes de grabar, escritor y cantautor se dedicaron a hablar durante tres días. Lo hicieron en muchos lugares: en cafeterías y restaurantes, en la habitación del hotel, mientras andaban por calles y parques, o visitaban amigos comunes. Cuando llegó la hora, Alejo Durán se presentó al estudio con su niño de brazos, como él llamaba a su acordeón. “Es para ilustrar ciertos pasajes de la vida”, explicó sonriente. Y se sentaron a conversar, el uno armado de solo palabra y el otro de palabra, buen humor y su niño de brazos.

He aquí el resultado de la larga conversación, editada en las dos horas de este tesoro discográfico en el que Durán canta y habla de su vida, se ríe de la muerte, cuenta lúcidas anécdotas y hace llorar y reír a su amando niño de brazos, su pedazo de acordeón.

 

Alejandro Durán Díaz nació en El Paso, Cesar, en 1919 y falleció en Montería, Córdoba, en 1989. Fue acordeonista, compositor y cantante, y reconocido como el “Gran Maestro” del vallenato. Tocó el acordeón desde niño, imitando en parrandas a los campesinos cantores de la hacienda en donde trabajaba como ayudante de vaquería. En 1943, a los 26 años, desempolvó un viejo acordeón de familia y empezó a hacerlo sonar junto a su voz grave y profunda. Pronto dejó la hacienda, salió al mundo y en 1950 realizó su primera grabación en disco. En 1968 fue elegido “Primer Rey del Festival de la Leyenda Vallenata". Su estilo pausado y su peculiar  modo de componer e interpretar, acrecentaron su fama y llegaron a convertirlo en leyenda viva, pues todo en él rememoraba el modo de cantar de los viejos juglares. Cultivó los cuatro géneros del vallenato: puya, paseo, merengue y son. Algunas de sus célebres composiciones son Fidelina, Alto del Rosario, 039, La cachucha bacana y Mi pedazo de acordeón. En ellas canta a las mujeres, a los amigos, al paisaje y a las costumbres de su tierra.